Caleruela

Geografía

Caleruela es un pequeño municipio de 240 habitantes situado en el extremo norte-occidental de la provincia de Toledo, a tres kilómetros de la Autovía del Suroeste A-5, (antes Autovía de Extremadura) por la salida 154.
Orográficamente su término está dividido en una parte montañosa y otra llana. La zona oriental, montañosa, poblada de encinas y matas, cuyos terrenos se dedican a pastos para el ganado, se denomina sierra de la Ventosilla, en ella destacan los cerros de la Navarra (517 m.), Gatos y Canchera, y entre éstos, el último, un conjunto de rocas graníticas agrupadas de forma caprichosa por la naturaleza y erosionadas que constituyen un paisaje pintoresco. La zona occidental del término, casi totalmente llana se dedica al cultivo de los cereales de secano, en ella cabe destacar el paraje de Pusa, un bello rincón arbolado y adornado con un pequeño lago artificial que remansa las aguas del arroyo del Molinillo.
Tanto en esta parte llana como en la montañosa es común y abundante el cultivo del olivo para aceite y aceitunas de mesa.

Historia

Se había considerado que Caleruela carecía de historia, sin embargo, el inicio de las obras de ampliación en su iglesia ha sido como el abrirse de un libro arcano, en cuyas áginas se ha podido sorprender el pasado antiquísimo de este lugar y deducir su línea histórica. De las zanjas excavadas en abril de 1.963 para los cimientos de la ampliación y reforma de la iglesia se exhumaron dos sarcófagos, dos piezas completas, de claro perfil iberoromano.
Y muchos son los testigos de algunos más que exhibiendo bellos perfiles, enteros y hasta con su pétrea tapadera, permanecen bajo aquel sagrado pavimento. También se encontró entre otros muchos restos arqueológicos, una inscripción romana que consta de diez líneas, la última partida, sobre un ara de granito. Se trata de un ara dedicado a la diosa lusitana Ataecina. Todos los hallazgos de la excavación, con relieves de estilo romano y con la clásica decoración biselada y seca de los visigodos se encuentran custodiados en el Museo de Santacruz de Toledo.
Por lo hallado puede inferirse que en este solar, a la par que fue sólida necrópolis de los hijos de la primitiva Caleruela, ellos erigieron un santuario a la diosa Ataecina, que, después de su conversión al cristianismo, transformaron en iglesia cristiana. Por aquí pues, corría la vía militar romana que unía Emérita Augusta (Mérida) con Cartago Nova (Talavera de la Reina) y Toletúm (Toledo), pasando por Talavera la Vieja (hoy inundada por el pantano de Valdecañas) y Caleruela.

Artesanía

Un hecho sin precedentes y poco conocido es la artesanía del Punto Moruno, una labor artesanal de costura a mano, desarrollada a principios del siglo XIX por una costurera que trabajaba para la empresaria Dña. Cruz Rincón, llamada Bonifacia, ambas de Caleruela. El dibujo de la labor procedía de un plato africano traído a España por un funcionario de un consulado de ese continente y que regaló a Cenobia Camprubí, esposa del poeta Juan Ramón Jiménez. Cenobia tenía un concierto económico y empresarial con Cruz y fueron las dos artífices de la divulgación de dicho bordado, que se caracteriza por tener las dos caras de la tela bordadas de igual forma. Es pues una labor nacida en Caleruela y sólo un escaso número de mujeres de este pueblo la saben ejecutar, lo que hacen con verdadero primor. Dada su dificultad y la época que vivimos, la podemos considerar como una joya artística amenazada con su extinción.
También en Caleruela, como en los pueblos de la Comarca, las mujeres desde niñas aprenden a coser los famosos bordados de Lagartera.

Caleruela Hoy

Actualmente Caleruela ha quedado reducido a un pequeño núcleo sin claras perspectivas de desarrollo futuro en el que los habitantes en su gran mayoría viven de la agricultura y ganadería, existiendo únicamente dos industrias propiamente dichas: una cerrajería y una carpintería, si bien ambas por la calidad de sus trabajos están en continua expansión, algunas pequeñas empresas dedicadas a la construcción, una empresa de instalaciones eléctricas (también en continuo desarrollo), un establecimiento dedicado a comercio de la alimentación, un bar, que en verano se aumenta con la Piscina Municipal y el kiosco de la Plaza Pilón y una casa rural que acogen a los turistas que desean conocer más en profundidad nuestro Caleruela. No obstante sus pequeñas dimensiones Caleruela cuenta con los servicios de Consultorio Médico, Farmacia, Piscina Municipal, Hogar del Jubilado, Centro Social Polivalente, zonas recreativas y deportivas, etc…

Fiestas Patronales

El 6 y 7 de Mayo se celebran las Fiestas principales en Honor a San Juan Evangelista Patrón de nuestro pueblo. Estas Fiestas se celebran en el día que caen, por lo que muchos no pueden asistir y por ello se organizaron otras en verano.

Fiestas de Verano

Estas Fiestas no tienen fecha fija pero suelen ser a finales del mes de agosto. Tienen su origen por los años 70 el motivo es que la mayoría de los que viven fuera vuelven a pasar sus vacaciones en el pueblo. Durante dos semanas se organizan Actividades Lúdicas y Deportivas para niños y jóvenes finalizando con dos días de Verbenas.